martes, 23 de junio de 2015

Seis peces azules - David Tejera

SEIS PECES AZULES - DAVID TEJERA

Andreas es un joven cazador de piedras, mano derecha del gran joyero Neron Stauffman. Es quien surte a su jefe de piezas únicas que colocan en las mejores manos de Holanda.
Esta vez, Andreas tiene un encargo especial que no sabe si aceptará, pues está harto de Stauffman y su forma de hacer las cosas. Además Elka anda detrás de él pidiéndole un poco de compromiso en su relación, ella necesita que esté presente y no sólo físicamente.
Con el mar de fondo, esta historia es un recorrido por lugares que no frecuentan los turistas, ya que los viajes del protagonista nos contarán cosas que de otro modo no podríamos saber. También un viaje al pasado que nos explicará la procedencia de Andreas Kovak.

IMPRESIONES
Nota global: 4/5

Éste era un libro que tenía pendiente de hace muchísimo tiempo, me llamó la atención sobre todo la portada, pero no encontraba el momento para leerlo. Al final, tratando de hacer un descanso en mis lecturas lo rescaté de mi lista de deseos y la experiencia ha sido muy buena. Había leído críticas negativas, haciendo hincapié en que las dos historias principales no tenían un nexo común hasta bien llegado el final, pero para mi ha sido todo un aliciente, tratando de encontrar continuamente aquello que las unía.

Para empezar, es una historia ambientada en varios paisajes. Podríamos señalar como principal la bella Ámsterdam, lugar de residencia de Andreas Kovak y Elka. Nos describe con bastante acierto los canales que surcan la ciudad, el carácter de sus habitantes y su forma de vida, a pesar de que la de nuestro protagonista no sea un ejemplo de ello por su particular ocupación.
Nos traslada también a la India, con su exotismo, sus gentes alejadas de las preocupaciones occidentales, y con un objetivo poderosamente llamativo: el viaje que cambiará la vida a Andreas.
Por otro lado el amplio mar, un buque que surca sus aguas con un tripulante muy especial, Stéphanos, que hará de la lectura de esta novela un continuo vaivén al compás de las olas.
Como véis, es un libro con un amplio abanico de exteriores sin dejarse las palabras en descripciones abundantes, llamando la atención del lector con los suficientes detalles como para que nos sintamos cómodos y no deseemos pasar las páginas y obviar su contenido descriptivo.

En cuanto a las dos historias que pueblan este libro, diferenciamos la parte que se centra en Andreas, Elka, Neron, etc, y la que nos habla de Stéphanos y sus peces azules, ambas igual de importantes aunque en un principio no sepamos ver qué tienen en común. Quizás la que sustenta la novela es la primera, haciendo de la segunda un soporte para poder explicarla. Es cierto que hasta sus últimas páginas no nos deja claro la relación, pero sí se puede intuir llegados a un punto en el que nos va dejando caer detalles. No resulta complicado unirlas a pesar de los saltos en el tiempo y la nula existencia de los personajes de una en otra.

Centrándonos en los protagonistas, destacamos como es de esperar a Andreas, el hombre joven que vive de las piedras preciosas que le encargan y de otras que él encuentra por su cuenta. La mayor valía que tiene a ojos de su jefe Neron Stauffman es su capacidad de dar con gemas especiales, las que llaman "la luz del viaje", aquellas que por su belleza o difícil búsqueda son mucho más bellas.
Andreas está cansado de ese juego, de no ser más que una marioneta en las manos de quienes mueven los hilos del dinero, pero Neron le ofrece la oportunidad de realizar un viaje en busca de algo realmente impresionante, por su belleza y por su historia. Le pondrá en un aprieto y ya veremos si Andreas se deja seducir.
David Tejera
Por su parte Elka empieza a impacientarse, los continuos viajes de Andreas hacen que pase más tiempo sola del que es capaz de soportar, y cuando él se encuentra en la ciudad parece como dormido, hundido en sus propios pensamientos. Cómo iba ella a saber que algo ocurrido en uno de los canales de Ámsterdam iba a cambiar su forma de sentir, de pensar y de ver las cosas, incluso esa relación que mantiene con Andreas mutará para transformar sus sentimientos por él.
Y qué decir de Stéphanos, el hombre con ojos de humo que se embarcará en una aventura a través del mar que tanto amó en su día, y que le quebró la vida hace un tiempo. Quiere volver a ser el de antes, y nada mejor que subir a bordo del Volcán Chiriqui para reencontrarse con el hombre que fue y que se perdió en el agua. Stéphanos guarda algo muy especial, seis peces azules que le acompañarán allá donde vaya, como un amuleto, algo que le mantiene aferrado a la vida y que será el alma de la novela, algo común.

Para terminar, solo puedo decir que ha sido una novela muy agradable, en la que no ha faltado dosis de intriga, de sentimientos, emociones y pensamientos que a través de sus personajes han ido calando en mi mente, de manera que cuando he cerrado el libro, un sabor muy dulce ha quedado en mi boca.

 

1 comentario: